Jazz Dance

con No hay comentarios

jazz dance

Las raíces del Jazz, tanto la música como el baile, provienen del corazón de África y nace en los lugares de origen de los negros que fueron llevados como esclavos a las tierras americanas.

Considerada como propia de los esclavos negros de las plantaciones de algodón y tabaco, el Jazz, refleja diversas influencias según las diferentes etnias. Tales ritmos tenían en común su rol social, religioso y ritual: danzas para la lluvia, danzas para procreación, danzas para la guerra, etc.

Debido al interés de los blancos por aplastar todo intento de supervivencia de ritos y formas folclóricas propias, los negros sólo tuvieron el recurso de expresarse en sus ceremonias religiosas. A partir de esto, surgió una de las formas musicales más importantes de los Estados Unidos, los Negro Spirituals,  cuyo canto solía acompañarse con movimientos rítmicos.

Otras formas de expresión fueron los Blues Balland y los Work Songs (canciones de trabajo), que solían cantar en coros, siempre bajo la tutela de un líder.

Otra influencia importante del Jazz, fue la música y danzas blancas provenientes de Europa, que se mezclaron con las danzas autóctonas de los negros debido a la imitación y ridiculización de sus amos. Los negros en privado o como entretenimiento de sus amos llevaron a cabo los cambios que harían que las danzas rituales africanas desembocaran en el Jazz, pero fueron los blancos quienes primero llevaron estas danzas a los escenarios.

Las danzas negras eran interpretadas por bailarines blancos que se pintaban la cara de negro, para cantar, bailar y parodiar a los esclavos, surgiendo así el Ministrel Show.

De acuerdo a la época en que aparece y a las modificaciones que sufre con el paso del tiempo, se distinguen en la evolución de esta danza tres períodos:

A.- Clásico (entre 1830 y 1850): Caracterizado por la abundancia de blancos pintados de negro.

B.- Desde la guerra de secesión hasta el final de siglo: Donde destacaron bailarines negros como Kersald y los Hermanos Hunn.

C.- Período de decadencia desde fines del siglo XIX y primeros años del siglo XX: Cuando los blancos abandonaron este género para dedicarse a otro tipo de espectáculos como el de variedades.

La primera danza que se ofreció al público como espectáculo musical, fue una pieza cómica llamada The Bird Catcher, estrenado en New York en 1972. Esta obra sirvió para dar a conocer al primer bailarín norteamericano que alcanzó la profesionalidad, John Durang.

Tras la guerra  de secesión se produce la comedia musical The Black Crook, estrenada en el Niblo`s Garden de New York en 1866, la que según los historiadores de la danza, es considerada la primera comedia musical autóctona. Sin embargo este espectáculo no fue el primero en recibir el título de la comedia musical, tal honor la ocupó una producción posterior, Evangeline (1874).

Una de las características principales de la comedia musical fueron los cuerpos de baile numerosos, los vestuarios fastuosos y escenografías sofisticadas, convirtiéndose de esta forma en un vehículo para la transmisión de valores sociales e incluso patriótico, ya que era de fácil comprensión para el público en general.

Finalmente en los últimos años del siglo XIX, la comedia musical logra su consolidación como forma musical típicamente norteamericana.

 

Durante la abolición de la esclavitud, a fines del siglo XIX y comienzo del siglo XX, ocurrió el fenómeno mas importante llamado Shows Itinerantes, la cual eran producidos por blancos pero con bailarines y músicos negros. Los espectáculos mas famosos fueron In Old Kentucky y The Smartset, estrenadas ambas en 1890.

Otro conocido fenómeno de estos shows itinerantes fue la compañía Theater Owner`s Booking Association ( T.O.B.A popularmente conocido como Toby), fundada por Sherman Sudley.

Hacia mediados de la década de 1910 fue cuando la danza negra comenzó su conquista de los escenarios neoyorquinos, sin embargo en 1921 con el estreno de Shuffle Along se puede hablar propiamente de un espectáculo negro de gran éxito.

Con la aparición de Josephine Baker, tras su éxito en The Chocolate Dandies, comenzó la expansión del Jazz por los escenarios europeos especialmente franceses, haciendo que este se convirtiera en uno de los fenómenos más importantes de los años 20 en el viejo continente.

El Jazz Dance aportó a la danza americana nuevas perspectivas coreográficas dentro de las cuales también se incorporó el Ballet Clásico.

Durante los años 30, Broadway se convirtió en uno de los centros más importantes de la comedia musical, más aún con la aparición del gran coreógrafo ruso George Balanchine. Balanchine, quien fuera renovador del ballet clásico, organizó en 1913 la School American Ballet, 1935 American Ballet y posteriormente el New York City Ballet.

En la década de los años 30, la búsqueda de las verdaderas raíces del pueblo negro motivó a muchos bailarines a profundizar en el estudio de la danza africana. El ejemplo más notable fue Katherine Dunham (bailarina, coreógrafa, escritora, etnóloga y antropóloga). Creando la primera compañía de danza formada completamente por negros fuera de los canales de la danza comercial.

Katherine Dunham junto a su marido John Platt, llevó a los escenarios de todo el mundo revolucionarias danzas, que se denominaron Modern Jazz Dance.

Aparecieron excelentes bailarines como James Trivitte y Carmen de Lavallade, así como coreógrafos de la calidad de Alvin Ailey. Este último realizó musicales como Roots of the Blues (1961) o Ariadno (1964).

La época de oro de Broadway comenzó con los aportes de Jack Cole y Agnes de Mille, este último debutó en la coreografía Black Ritual (1940).

En la época del 40 al 50 aproximadamente, hubieron tres personajes destacados en Broadway: Robbins, Hanya Holm y Bob Fose.

Robbins, fue bailarín, autor de ballets y responsable de algunos de los espectáculos mas brillantes como
Westside Story
(1957).

Hanya Holm, coreógrafa alemana nacionalizada americana, creadora de montajes televisivos y cinematográficos; escritora y creadora de obras tan importantes como My Fair Lady (1956).

Bob Fose fue otro grande de la comedia musical que dirigió las películas Cabaret (1972) y All That Jazz (1979).

A partir de los años 60 la comedia musical tuvo como competencia a la televisión que llevó estos espectáculos a los hogares, pero tuvo la ventaja de hacer más popular esta danza, incorporándola en programas de variedades, video clips, etc.

La comedia musical y los aportes que la danza realizó dentro de ella no habrían adquirido la popularidad con que gozan en este momento si no hubiese sido por la difusión que le dio el cine. La primera película sonora del cine fue The Jazz Singer (1927). A partir de este espectáculo se comenzó a emplear a actores, bailarines, músicos, coreógrafos y escenógrafos del mundo del teatro más aptos para el cine. Así la historia del musical cinematográfico de Hollywood se igualó con la del musical de Broadway.

Nombres como Jazk Cole, George Balanchine, Bob Fose entre coreógrafos; bailarines como Fred Astaire, Ginger Roger´s, Gene Kelly,Dunham, Mikhail Barishnikov, siguieron su carrera profesional dividida entre los escenarios y Hollywood.

Cabe destacar en la década de los 30 el mayor hallazgo de Hollywood, el coreógrafo Busby Berkeley, dotado de un extraordinario talento escénico, inventó las coreografías en forma de caleidoscopio que le dio la fama, como por ejemplo 42 nd. Street, Rose Marie.

Al igual que ocurriera con el teatro, la competencia televisiva, restó al genero musical y al cine en general, numerosa audiencia. Dentro de los últimos espectáculos de éxito se destacan Cats, Fama, Grease Brillantina, A Chorus Line, Staying Alive, Flash Dance, entre los mas relevantes.